viernes, 13 de noviembre de 2009

HIJA






APENAS cinco meses que has nacido
levantas tu cabeza y te mueves alegre
como carrizo al viento —en equilibrios—
con el ímpetu mágico de los ojos que ven
en un grano de arena el universo.

Mis manos te sostienen y te suben al cielo
para verte reír —mientras me miras—
en un instante eterno,
diminuta y perpleja vigía de esperanza
que adviertes por encima de mis hombros
de gigante y extraño conmovido
el sueño que proyecta nuestra sombra,
el límite expandido de mi tiempo:

el fructífer
o árbol de mi vida.


14 comentarios:

Daniel G. F. dijo...

Este poema es de, para mi hija Julia. Las fotos son del 24 de octubre con nueve meses. Las hizo nuestra amiga escritora Edith Checa.

Samarkan dijo...

Hola Dani, que manera preciosa de expresar esa suma felicidad llena de orgullo y satisfacción, lindaaa, se te parece un montón!!!!
Un enorme abrazo a los 3 desde Lisboa!

Manuela dijo...

Enhorabuena Dani, es preciosa y que ojazos tiene!

Daniel G. F. dijo...

Qué alegría me das, Conchi. Has captado bien el poema. Se nota que me conoces. Ay, Lisboa, qué buenos recuerdos. Muchos beicos, besinhos, besos.

Manuela, entre mis ojos que son grandes y los de su madre que son mayores, la niña ha sacado esos ojazos. El pelo es mío, la nariz suya y la sonrisa de los dos. Gracias por seguirme. Un beso.

Juan Antonio Glez. Romano dijo...

Preciosa. Y como dice u amigo mío, qué suerte tienen las hijas de los poetas.
Un abrazo.

Daniel G. F. dijo...

Completamente de acuerdo, maestro.
Un abrazo.

Rosario dijo...

Sublime tu alegría, Daniel. Abrazos y muchas felicidades por esos lindísimos nueve meses. Un beso para Rocío. Ojalá nos veamos y nos oigamos pronto.

Daniel G. F. dijo...

La reconoces como yo, Rosario. La alegría, la vida, la hija... Gracias.
No tardaremos mucho en encontrarnos seguramente. Un beso también de Rocío.

Bernier dijo...

Preciosa y precioso. Abrazos, Dani!

Daniel G. F. dijo...

Gracias, amigo. Fuerte abrazo.

ESPERANZA.G. dijo...

No has podido elegir un poema mejor para iniciar el blog,y Julia se ve preciosa

Daniel G. F. dijo...

Es verdad, ¿cómo voy a continuar ahora? Un beso, Esperanza.

Libélulas en Libertad dijo...

Decir nada es mejor que decir algo que se quede mudo junto a tus palabras. Enhorabuena, espero algún día poder copiarte el poema, seguro que me acordaré de él y de ella. Un beso

Daniel G. F. dijo...

Abrumadoras y emocionantes palabras de libélulas en libertad. Muchas gracias.