lunes, 12 de diciembre de 2011

La luz de Lisboa

La voz de este videopoema sobre "La luz de Lisboa", uno de los poemas de Cuadernos de Lisboa, es de Martín Lucía, coeditor de Ediciones En Huida. Es un entrañable regalo escuchar un texto propio a través de un amigo. Gracias.



LA LUZ DE LISBOA
A Rocío Hernández Triano

Era una luz distinta. Y era una luz de invierno
cuando llegó a tu rostro vespertino,
porque una luz más pura se inclinaba nocturna
bajo los aguaceros de Lisboa.

Recuerdo las palabras que no dije
como el rocío frío de tu nombre,
las que pude salvar en el silencio,
en el gesto inconcluso de los labios
las palabras que fueron a perderse
bajo los aguaceros de noviembre
y tu ropa mojada por la luna de Alfama.

Tal vez fue suficiente una ciudad
para decir que el mundo está siempre nublado
menos allí, amor, claro día de un sueño,
de nueva luz abierta en tu mirada
cuando los barcos llegan a buen puerto
y el corazón se alegra de estar vivo.

Siempre te esperaré en Cais do Sodré
porque también existen los regresos.

Porque también terminan los inviernos, amor,
en la ciudad más triste y más hermosa
donde reina un verdor de esmaltes óxidos
por la melancolía de sus calles. Recuerda,
eras un mirlo blanco entre tanta barbarie
 incrédula de tanto, tanto amor imposible
cuando nos despertamos en el barrio de Graça,
cuando el mundo aún recién hecho temblaba
y aún tiembla para siempre
en nuestro amanecer emocionado.

1 comentario:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Bello y sentido poema, en una voz divina.

Saludos alados!