domingo, 14 de febrero de 2010

Cómo se dibuja un paisaje










































De nuevo, vuelvo a escribir sobre las personas libro. En esta ocasión con motivo del taller de poesía para niños en la que han participado hoy, día de los enamorados, en el parque de María Luisa junto a la Glorieta de Bécquer, donde también se dieron cita un conjunto de lectores públicos.

He quedado maravillado con la participación de los niños en este taller organizado y presentado por María Ruiz Faro y Rocío Hernández Triano. Realmente, María es una dinamizadora extraordinaria que supo contar a los niños y mayores qué son las personas libro y transmitió un mensaje perfectamente expuesto para el público infantil, la bondad de los libros como un verdadero tesoro interior.

Una de las actividades de este taller fue seguir las instrucciones de Gloria Fuertes en su poema "Cómo se dibuja un paisaje" que expongo a continuación:


CÓMO SE DIBUJA UN PAISAJE

Un paisaje que tenga de todo,
se dibuja de este modo:
Unas montañas,
un pino,
arriba el sol,
abajo un camino,
una vaca,
un campesino,
unas flores,
un molino,
la gallina y un conejo,
y cerca un lago como un espejo.

Ahora tú pon los colores;
la montaña de marrón,
el astro sol amarillo,
colorado el campesino,
el pino verde,
el lago azul
-porque es espejo del cielo como tú-,
la vaca de color vaca,
de color gris el conejo,
las flores...
como tú quieras las flores.
De tu caja de pinturas
¡usa todos los colores!


Gloria Fuertes



Como pueden ver arriba la obra quedó genial, digno del Picasso más Picasso (el que siempre quiso pintar como un niño).


Además del magnífico paisaje, los niños compusieron entre todos el siguiente poema muy del gusto de nuestra poeta de guardia. Me apetece también participar como otro niño añadiendo los versos entre paréntesis.
Es el siguiente:

La jirafa tiene gafas.
El elefante tiene guante
(no hay quien lo aguante).

El león es dormilón
y también comilón.
(Pero lee un montón).

El delfín lleva un bombín.
El delfín es saltarín.
(Esto no acaba aquí).

La cigüeña, risueña
(en la torre más alta)
yo quise ser su dueña.


Felicidades a todos los que han hecho posible este poema, María, Rocío, Esperanza, niños y niñas con las personas libro...

2 comentarios:

ESPERANZA.G. dijo...

El taller quedó...¡Genial! y la participación de los peques fue insuperable, sólo hay que leer este poema

Daniel G. F. dijo...

Sin duda alguna, Esperanza. Realmente, los niños estuvieron sobresalientesss.